La organización británica Viva Palestina, simpatizante de Hamás, fracasó recientemente en el intento de enviar un convoy de asistencia a Hamás en la Franja de Gaza.

Publicado en: 04/06/2012 Tipo: artículo

Generalidades

1.      La organización británica Viva Palestina, simpatizante de Hamás, sufrió recientemente un revés cuando el acceso de su sexto convoy de asistencia le fue denegado por las autoridades egipcias. El motivo de tal denegación se encuentra, a nuestro juicio, en la conducta insolente y atropelladora de los militantes del convoy de enero de 2010, que desafiaron violentamente a las fuerzas de seguridad egipcias, en una especie de prólogo al incidente de la flotilla del "Marmara" (a raíz del incidente, el líder de la organización, George Galloway, fue declarado en Egipto persona non grata). Más aun, entre los participantes del sexto convoy surgieron serias divergencias por el paso a través de Siria, un país repudiado por la opinión pública occidental. A pesar de la discordia, Galloway decidió que el convoy pasaría por Siria, acto que fue aprovechado por el régimen de Bashar al-Assad con fines de propaganda.

2.      Viva Palestina "se especializa" en el envío por vía terrestre de convoyes portadores de asistencia material y financiera para Hamás y su régimen en la Franja de Gaza. George Galloway, miembro del Parlamento británico de extrema izquierda y hostil a Israel, abunda en declaraciones difamatorias contra Israel y hace gala de su identificación con la ideología de Hamás (incluido el apoyo al "derecho al retorno" de los refugiados palestinos y al establecimiento de un Estado palestino e identificado con Hamás en todo el territorio del Estado de Israel).

3.      La organización actúa en estrecha cooperación con el movimiento de los Hermanos Musulmanes en Gran Bretaña y con militantes de Hamás que allí residen (en el contexto de lo que la prensa ha dado en llamar "la coalición verde y roja" entre la izquierda y el islam). El militante de Hamás más destacado es Zaher Birawi, que pese a residir en Gran Bretaña siguió actuando como representante de Hamás por Cisjordania en los consejos y reuniones oficiales de Hamás fuera de "los territorios"[1]. Birawi estuvo también intensamente involucrado en la organización de los convoyes de Viva Palestina. Formalmente, su cargo es el de portavoz, pero en nuestra opinión ejerce las funciones de enlace entre esa organización y Hamás.

Las tribulaciones del sexto convoy Viva Palestina
El paso por Siria

4.      El sexto convoy Viva Palestina empezó a organizarse en Gran Bretaña en febrero de 2012, con la intención de partir de Londres en abril y llegar a la Franja de Gaza en ocasión del Día de la Nakba (15 de mayo de 2012). Según los organizadores, este convoy iba a simbolizar el "retorno a Palestina, el derecho al retorno y la restitución de la cuestión palestina en el centro de atención".

5.      El convoy partió desde Bradford (a partir de este año George Galloway representa en el Parlamento al distrito de Bradford) durante la última semana de abril de 2012, fue a Bulgaria, luego a Turquía y de allí a Siria. Galloway no salió junto con el convoy y prefirió volar directamente a El Cairo para incorporarse más tarde.

6.      En el camino surgieron divergencias de opiniones entre los participantes en lo concerniente al paso por Siria. A raíz de las discusiones algunos grupos se separaron del convoy, alegando que no pasarían por allí y que volarían directamente a El Cairo. Los disidentes explicaron que no estaban interesados en darle al régimen sirio una oportunidad de extraer "ganancias políticas" del paso de una misión humanitaria en camino a la Franja de Gaza. Por su parte, Galloway no se opuso a que el convoy pasara por Siria, alegando que eso no significaba un apoyo al régimen (blogs de participantes del convoy, Twitter, 2 de mayo de 2012).

7.      Tras ser demorado por las autoridades turcas, el convoy entró el 9 de mayo en Siria, mientras el régimen seguía masacrando a su pueblo. Allí se aprovechó el paso del convoy con fines de propaganda, como era de esperar. El convoy fue recibido por el gobernador de Latakia y el secretario del partido Ba'at en esa ciudad. Los participantes del convoy agradecieron a los sirios por la hospitalidad y condenaron las presiones y sanciones impuestas por los países de Occidente y por otros países (Agencia de noticias de Siria, 9 de mayo de 2012).

8.      El 11 de mayo, el convoy llegó a Jordania. Tras negociar con las autoridades jordanas, 22 participantes recibieron permiso para pernoctar en Ammán. Desde allí salieron rumbo al puerto de Áqaba, en espera de la autorización de las autoridades egipcias (Khabrani, 11 de mayo y Al-Dustour, 13 de mayo de 2012). Mientras el convoy proseguía su camino, Galloway visitó el Líbano para reunirse con Nabih Berri, presidente del Parlamento libanés, y con el ex presidente Émile Lahoud y el ex primer ministro Salim al-Hoss. En la reunión, Galloway declaró que la cuestión palestina está por encima de todos los asuntos árabes y formuló un llamamiento al pueblo sirio para que permitiera el paso del convoy en su camino a la Franja de Gaza (Al-Safir, 9 de mayo de 2012).

Denegación del acceso a Egipto

9.      Al cabo de tres semanas de espera en Áqaba, los participantes del sexto convoy Viva Palestina tuvieron que regresar a Gran Bretaña puesto que las autoridades egipcias no les concedieron los permisos para entrar en la Franja de Gaza(otro convoy, que había salido al mismo tiempo procedente de Jordania, pudo entrar sin problemas).

10.    Kevin Ovenden[2], coordinador del convoy que también participó en la flotilla del "Mavi Marmara", convocó una rueda de prensa en Jordania, en la que declaró que el convoy había invertido muchos esfuerzos durante unas tres semanas para obtener los permisos necesarios, pero que se encontraron con obstáculos por parte de las autoridades egipcias, según él "sin causas explícitas". También añadió que las autoridades egipcias prometieron a los participantes del convoy que también al miembro del Parlamento británico George Galloway, al que se le había negado anteriormente el ingreso a Egipto[3], le permitirían la entrada por un periodo de 14 días. George Galloway llegó a El Cairo pero los permisos no llegaron al consulado egipcio en Áqaba (Al-Quds, 29 de mayo de 2012).

11.    Kevin Ovenden informó que la asistencia que el convoy quería llevar a la Franja de Gaza sería enviada por intermedio de la asociación hachemita de beneficencia en coordinación con los sindicatos. Parte del material se distribuirá en los campamentos de refugiados en Jordania (Al-Dustour, 29 de mayo de 2012). Luego añadió que existe la intención de organizar más convoyes (Al-Quds, 29 de mayo de 2012).

Anexos

12.    Se presentan a continuación dos anexos:

Anexo 1 – La organización Viva Palestina y los convoyes que envía a Hamás y a la Franja de Gaza

Anexo 2– Un perfil de George Galloway

[1]Ver más detalles en la publicación del Centro de información del 2 de marzo de 2011 sobre el PRC (siglas en inglés del Centro para el Retorno Palestino) en Londres.

[2]Militante de la extrema izquierda en el Reino Unido.

[3]La entrada en Egipto de George Galloway (y de otros activistas) fue denegada porque se le había declarado persona non grata a raíz del violento enfrentamiento con las fuerzas de seguridad egipcias cuando se hallaba al frente del tercer convoy en enero de 2010.

Boletines Adicionales